19 abr. 2013

—Ha sido fascinante, aunque... Equivocado.
—¿Usted cree?
—Se arriesga mucho, John, animándoles a que se hagan artistas. Cuando se den cuenta de que no son Rembrandts, Shakespeares ni Mozarts, le odiarán por ello.
No quiero artistas, George. ¡Quiero librepensadores! —dijo entusiasmado, a lo que su conversador sólo pudo responder con una carcajada contenida.
—¿Librepensadores? —dijo con cierto tono burlón, intentando humillar las palabras de aquel profesor de mente libre y soñadora.
—Tiene gracia. No le tenía por un cínico.
—Nada de cínico: realista. Muéstrame un corazón que esté libre de necios sueños, y te mostraré un hombre feliz.
Sólo al soñar tenemos libertad. Siempre fue así, y siempre lo será.

El Club de los Poetas Muertos, 1989.
Con Robin Williams como John Keating.


3 comentarios:

  1. Me gusta, Yaiza, me gusta mucho jajajaj
    Me encantó esa película.
    (Para de sorprenderme ya)

    Te quiere,
    Ana.

    ResponderEliminar
  2. Peli interminable de ver una y otra vez, la amo!

    ResponderEliminar
  3. Todos amamos esa pelicula con el Oh capitan, mi capitan^^

    ResponderEliminar